sábado, 30 de abril de 2011

LA VUELTA DE LOS REFUGIOS

Eran las 7,00 h,  y lloviznaba, con temperatura agradable nos preguntamos si salir o no al monte. Si se cumplían las previsiones la lluvia no iría a más, pero si no sería el anticipo de una buena remojada, la duda nos asalta.

Como la cabra tira al monte, se decide salir pero improvisando un recorrido cercano a refugios donde poder resguardarnos en caso de incrementar la lluvia. Entiéndase por refugios, una cueva, una torre de vigilancia forestal, una ermita, etc..

Dejamos el coche en la placa de Daniel Esteve, en la entrada a Rabosa, para iniciar el ascenso en dirección a la ermita de Catí, a la que no llegaremos por desviarnos a la derecha en el Collado de Amorós, para ir al Calafate pasando cerca por el Cantal del Moro, subiendo a los Rasos de Catí en dirección a la Foradá.
Ese trayecto de hoy entre los Rasos de Catí y la Foradá era desconocido para mi, y en su recorrido (muy bonito, como el resto de la zona) iba yo dándole vueltas a la cabeza de realizar una travesía Novelda-Antenas del Cid-Rasos de Catí-Estrecho de agost-Maigmo-Balcón de Alicante-Maigmonet-Observatorio-Alt de guixot….. ¡vaya tela! no se si faltarán horas de sol, pero anotado queda en mi disco duro.

 










Las vistas son preciosas, llegando a ver una ardilla, a la que milagrosamente pude fotografiar.


El almuerzo lo realizamos en una cueva en la Foradá, resguardados del aire y la fina lluvia que comenzaba a caer en esos momentos, el lugar y el día era para una buena gachamiga.


Con las pilas cargadas, iniciamos camino en dirección a la Ermita de Catí, para continuar hasta el coche donde llegamos a las 4,30h. de iniciar nuestra travesía y ¡completamente secos!. Menos mal que se cumplieron las previsiones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada